Tiempo de curacion de sardinas en salazon

Imprimir receta Pinchar receta Compartir en Facebook #wprm-recipe-user-rating-0 svg * { fill: #343434; }No hay valoraciones todavía Sardinas en salazón y anchoas Σαρδέλες Una forma fácil de preparar y servir sardinas en salazón y anchoas Tiempo de preparación20 mins Curso: Comida ligera, meze, GuarniciónCocina: GriegaPalabra clave: Anchoas saladas, Sardinas saladas Raciones: 4 personas Autor: Mia Kouppa Ingredientes5 sardinas conservadas en sal5 anchoas conservadas en sal1/4 de taza de vinagre de vino tinto aproximadamente1/4 de taza de aceite de oliva aproximadamente InstruccionesPara preparar las sardinas, utilice un cuchillo de mantequilla para raspar cuidadosamente la sal, y la piel de las sardinas. Retire las partes duras del pescado. No es necesario quitar las espinas; éstas son relativamente blandas y pequeñas y se pueden comer.

Vea el vídeo aquí. Tampoco es necesario quitar toda la piel, ya que parte de ella se desprenderá al enjuagar las sardinas. Prepara las anchoas de la misma manera que las sardinas, pero ten aún más cuidado.

Una vez que hayas limpiado las sardinas y las anchoas, enjuágalas bajo el grifo de agua fría, una por una. Utiliza los dedos para limpiarlas con cuidado, eliminar los restos de sal y frotar los restos de piel. Coloque las sardinas y los boquerones juntos en un plato llano o sepárelos si lo desea y vierta el vinagre de vino tinto sobre el pescado hasta cubrirlo casi por completo.

Deje que el pescado se sumerja en el vinagre de vino tinto durante 5-10 minutos. Las sardinas y los boquerones están listos para ser servidos. Que aproveche.

NotasAunque las espinas son totalmente comestibles, hay que tener un poco de cuidado porque pueden ser afiladas. No se aconseja dárselas a los niños muy pequeños. Una vez preparadas y cubiertas con aceite de oliva, las sardinas y las anchoas se conservan durante varias semanas en el frigorífico.

Para servir, anime a la gente a tomar un poco del aceite de oliva en su plato, junto con el pescado. ¡Esto es delicioso para mojar pan! No estoy tan seguro.

Hice un pequeño lote, comenzando con 1 kg de sardinas frescas, limpiándolas, curándolas en sal durante varios días, y luego guardándolas en aceite de oliva. La primera vez que probé esto, me di cuenta de que es mucho trabajo limpiar sardinas relativamente pequeñas, así que la próxima vez quizá pruebe con las de tamaño medio y con un lote más grande. Otro detalle es que inicialmente sólo quería curarlas en sal y luego envasarlas en aceite.

Pero al final, el resultado es más duro de lo esperado, como un pescado seco masticable y bastante salado. Por eso lo hice de nuevo, enjuagando las sardinas saladas en vinagre blanco y zumo de limón y luego añadiendo las especias y el aceite de oliva y calentando suavemente los tarros en agua hirviendo a fuego lento, dando un resultado mucho más tierno, sabroso y satisfactorio… Limpiar bien el pescado de babas y suciedad lavándolo en agua limpia.

Escurra el pescado en unos 20 minutos y remójelo en la solución de salmuera de dos a cinco horas. El tiempo de remojo depende de la especie de pescado. Los peces pequeños, como las sardinas y las caballas, suelen requerir de dos a tres horas.

Los peces grandes se remojan de tres a cinco horas. Por lo general, las especies grandes necesitan que se les parta y se les quiten las branquias y las vísceras. El tamaño, el contenido de aceite y la textura de la carne determinan el tiempo de inmersión.

La calidad del pescado seco salado depende del estado de frescura previo a su elaboración.