Denuncia ante la guardia civil

Los agentes de la Guardia Civil que acosaron a un ciudadano flamenco por hablar en catalán podrían enfrentarse a dos años de cárcel

La Guardia Civil detiene al dueño de un locutorio por realizar y enviar denuncias falsas para coaccionar a otros establecimientos de la zona El detenido falsificó dos denuncias de COVID-19 y luego las dejó en dos comercios que le hacían la competencia para que cerraran La Guardia Civil ha detenido al dueño de un locutorio de S’Arenal Mallorca por realizar y enviar denuncias falsas a otros dos establecimientos de la zona para coaccionar a los propietarios para que cerraran y quedarse él con el monopolio del negocio. El martes, las autoridades de la Guardia Civil se pronunciaron sobre el caso, afirmando que el relato aportado por la agente no se ajustaba a la realidad de los hechos. Según fuentes oficiales, no fue sancionada por abandonar su puesto durante 10 minutos para colocarse una compresa, sino porque tanto ella como su compañero no informaron a sus superiores de que se ausentaban temporalmente de sus funciones en el puerto de Barcelona en un momento en el que la alerta terrorista en España está en el nivel cuatro, el segundo más alto del paÃs.

Estas fuentes también aseguran que la funcionaria no mencionó en ningún momento la toalla sanitaria cuando habló con un psicólogo de la Guardia Civil, y sólo lo hizo cuando se inició un procedimiento disciplinario por parte del agente al que previamente habÃa denunciado por haberla intimidado. Como siempre, mi recomendación es acudir al cuartel de la Guardia Civil o a la comisaría de la Policía Local / Nacional más cercana y hablar con ellos para que te asesoren. 2.

1 En la noche del 26 de septiembre de 2007, un grupo de cuatro inmigrantes africanos, tres hombres y una mujer, uno de los cuales era el Sr. Lauding Sonko, intentaron entrar en la Ciudad Autónoma de Ceuta nadando por la costa entre Belionex y Benzú. Cada persona llevaba una embarcación neumática y un traje de neopreno. A las 5.

05 horas, una embarcación de la Guardia Civil española interceptó a los cuatro nadadores, que fueron subidos vivos a la embarcación. Tras llevarlos a las inmediaciones de la playa de Bastiones, en aguas territoriales marroquíes, les hicieron saltar al agua, en un lugar donde estaban fuera de su profundidad. Previamente, los agentes de la Guardia Civil habían pinchado los botes de todos los migrantes, excepto el de la mujer.

2. 2El Sr. Sonko se agarró a la barandilla de la embarcación, diciendo repetidamente que no sabía nadar, pero los agentes de la Guardia Civil le obligaron a soltarse y le arrojaron al mar. El Sr. Sonko pedía ayuda y tenía grandes dificultades para llegar a la orilla, por lo que uno de los agentes de la Guardia Civil se lanzó al agua para ayudarle y salvarle de morir ahogado.

Una vez en la orilla, el agente comenzó a realizarle un masaje cardíaco. El Sr. Sonko murió poco después, a pesar de los esfuerzos realizados para reanimarlo, y fue enterrado en una tumba sin nombre en el cementerio de Santa Catalina. 2.

3El 28 de septiembre de 2007, el Juzgado de Instrucción nº 1 de Ceuta, en el curso de una investigación preliminar, desestimó el procedimiento incoado en relación con la muerte del Sr. Sonko al considerar que no era competente para conocer de un caso relativo a hechos ocurridos en territorio marroquí. 2. 4 El 4 y el 9 de octubre de 2007, el demandante solicitó al Defensor del Pueblo que investigara las circunstancias que rodearon la muerte del Sr. Sonko.

El 12 de noviembre de 2007, el Defensor del Pueblo puso en conocimiento del Fiscal General los hechos, y el 14 de diciembre de 2007, el Fiscal General ordenó que se realizaran las gestiones necesarias para determinar los hechos del asunto. Seis miembros de la Guardia Civil de Nuevo México (NMCG), armados con rifles y equipo de estilo militar, trataron de proteger la estatua, y varios de ellos dijeron a los periodistas que creían que retirar la estatua provocaría más destrucción de la propiedad. Entre ellos se encontraba Bryce Spangler, el «comandante estatal de Nuevo México» de la milicia, que también ocupaba un puesto de liderazgo en los Nuevos Estados Confederados de América.

Más de un año después, el 13 de septiembre de 2021, la jueza del tribunal de distrito Elaine Lujan dictaminó que Spangler y otros cinco miembros de la milicia que estaban allí podían ser considerados responsables por hacerse pasar por policías durante la protesta. Los miembros del grupo están asociados a organizaciones de supremacistas blancos y neoconfederados, según sus propias declaraciones públicas en un podcast y en publicaciones de Facebook. En las semanas previas al tiroteo, se habían presentado en protestas contra la violencia policial y el racismo estructural en todo Nuevo México para «proteger» a personas, empresas y propiedades.

En una demanda civil presentada el verano pasado, el fiscal Raúl Torrez y los abogados del Instituto para la Defensa y Protección Constitucional acusaron a la milicia de amenazar la seguridad pública y fomentar la violencia. Argumentan que la ley de Nuevo México prohíbe las fuerzas de seguridad privadas no reguladas porque no tienen que rendir cuentas a nadie. Valencia 29 de junio de 2021.

– La empresa valenciana de ciberseguridad S2 Grupo ha firmado un convenio con la Guardia Civil para formarles y asesorarles en la persecución y tratamiento de los crecientes delitos telemáticosEl objetivo de esta iniciativa, que se enmarca en el programa corporativo de S2 Grupo