Ultima regularizacion de inmigrantes en espana

Los programas extraordinarios de regularización que conceden un estatus legal a los inmigrantes no autorizados han pasado recientemente a primer plano. Aunque cada vez se discute más si estas amnistías son una herramienta valiosa de la política de inmigración, muchos gobiernos siguen utilizándolas en un esfuerzo por controlar y reducir la inmigración irregular, con distintos grados de éxito. Entre los países que lo han hecho en el último cuarto de siglo figuran Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Francia, Italia, España, Grecia y Portugal.

En el sur de Europa, concretamente, Italia, España, Grecia y Portugal han llevado a cabo repetidas regularizaciones de sus poblaciones no autorizadas, completando un total de 14 programas en las últimas dos décadas. Con un nuevo programa cuyo plazo de solicitud finalizó el 7 de mayo de 2005, España acaba de añadir un 15º programa a la lista. Aunque es similar en algunos aspectos a las experiencias anteriores, el programa de regularización de 2005 tiene varios componentes únicos y dignos de mención.

Lo más importante es que el último programa de regularización de España forma parte de un enfoque más amplio y global de la lucha contra la inmigración y el empleo ilegales. Un representante del Gobierno dijo que el incidente que dio lugar a las observaciones del Comité de Expertos había ocurrido en El Ejido, en la provincia de Almería en Andalucía. Ha sido un hecho aislado y lamentable, y no refleja movimientos racistas o xenófobos.

Observó que la información utilizada por el Comité de Expertos, extraída de un informe de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia y de un informe de la Comisión de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial, estaba sacada de contexto y daba una idea errónea de su contenido real. De hecho, en comparación con otros países, España es uno de los que menos movimientos de este tipo tiene, que tradicionalmente han sido totalmente ajenos a la sociedad española. Indicó que su Gobierno estaba preparando el informe solicitado por el Comité de Expertos para ese año y que lo presentaría a la Oficina en su momento.

En cuanto a los sucesos de El Ejido, mencionó que la aplicación del Acuerdo firmado el 12 de febrero de 2000 había comenzado tan pronto como la Comisión Permanente constituida al efecto consideró que se habían completado todas las medidas urgentes. La Comisión Permanente fue sustituida por la Mesa para la Integración de los Inmigrantes, con el fin de realizar un seguimiento de las actuaciones a medio y largo plazo. Se refirió a la situación de El Ejido en cuanto a la regularización de la situación irregular de la provincia de Almería.

En cuanto a la cuestión de la vivienda, informó de que se había concluido un acuerdo entre el Ministerio de Fomento y la Junta de Andalucía, que había dado lugar a un decreto de ayudas para el fomento de la construcción de viviendas para acoger a trabajadores temporales, tanto nacionales como extranjeros, subvencionadas en parte por el Estado. Con respecto a los procedimientos judiciales relacionados con los sucesos de El Ejido, proporcionó información detallada sobre los procedimientos en curso. La información reflejaba la contundente actuación de las autoridades locales para detener a los agresores, ya sean nacionales o extranjeros.

Entre las acciones concretas que se han llevado a cabo a raíz de los sucesos en cuestión, cabe destacar que se han inscrito 400 trabajadores inmigrantes para trabajar en la recolección de la fresa y de otros frutos. Asimismo, se están poniendo en marcha planes piloto para la contratación de trabajadores en su país de origen en colaboración con los Gobiernos de Marruecos, Colombia y Ecuador. En el marco de estos planes piloto, 170 trabajadores extranjeros participaron en la cosecha de ese año con el compromiso de devolverlos al país de origen y con los gastos de viaje y alojamiento pagados por las empresas.

Asimismo, destacó que el servicio andaluz de salud había emitido 15.000 tarjetas en el último año que garantizaban el derecho a la asistencia médica de todos los inmigrantes en la provincia de Almería, en aplicación de la Ley Orgánica nº 4 de 2000 modificada por la Ley Orgánica nº 8 de 2000. También en relación con los sucesos de El Ejido, informó de que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social había puesto en marcha un plan de actuación, a principios de 2000, dirigido a los trabajadores agrícolas de temporada. Los objetivos básicos del plan son: comprobar la situación laboral con especial atención a los casos de discriminación; luchar contra el tráfico ilegal de mano de obra; promover el principio de competencia leal y evitar que las empresas infractoras obtengan ventajas en detrimento de las que cumplen la ley; y comprobar las condiciones laborales, de trabajo y de seguridad social de los trabajadores extranjeros, tengan o no permiso de trabajo.

El orador indicó que las infracciones se sancionan con fuertes multas y dio información detallada sobre los resultados de esas acciones. Los miembros trabajadores subrayaron que la complejidad de este caso había dado lugar a numerosas observaciones de la Comisión de Expertos en relación con el Convenio núm. 97, pero también con el Convenio sobre normas mínimas de seguridad social, 1952 núm.

102,