Como detectar diabetes en ninos

Los niños con diabetes de tipo 1 deben inyectarse diariamente insulina para mantener el nivel de glucosa en sangre dentro de los límites normales. La insulina se administra por inyección o por bomba de insulina. El médico de su hijo le enseñará cómo administrarle la insulina con cualquiera de los dos métodos.

El tratamiento también incluye: El mismo estudio también demostró que los niños con diabetes tipo 1 tenÃan una probabilidad ligeramente mayor de tener un padre diagnosticado con el tipo 1 que una madre, un hermano o una hermana. En algunos casos, los familiares de las personas con diabetes tipo 1 también tienen antecedentes de enfermedades autoinmunes como la enfermedad celíaca o el lupus. La diabetes de tipo 2 está causada por el estilo de vida y otros factores, mientras que la de tipo 1 es genética o se adquiere tras la aparición de una enfermedad.

Las causas de la diabetes de tipo 1 pueden ser cualquier tipo de enfermedad, incluido el resfriado común. Sin embargo, estas son las causas más comunes: Se puede diagnosticar diabetes de tipo 1 a personas de cualquier edad, desde niños pequeños hasta adultos. Sin embargo, la mayoría de los niños con diabetes tipo 1 son diagnosticados entre los 4 y los 6 años o durante la pubertad, entre los 10 y los 14 años.

Recuerde que tener diabetes puede afectar al comportamiento de su hijo. Puede sentirse diferente a los demás niños. Implique a su hijo en su propio cuidado y enséñele a tomar buenas decisiones para su salud.

También es una buena idea presentarle a otros niños con diabetes. ¿No es rara la diabetes en los niños? Estudios recientes han demostrado que la diabetes de tipo 1 está aumentando en la población pediátrica.

Ahora mismo, aproximadamente uno de cada 400 niños está diagnosticado de diabetes de tipo 1, lo que la convierte en una enfermedad bastante común. La otra forma principal de diabetes, la de tipo 2, también es cada vez más frecuente en los niños, y probablemente esté relacionada con el aumento del peso corporal. Esta directriz abarca el diagnóstico y el tratamiento de la diabetes de tipo 1 y de tipo 2 en niños y jóvenes menores de 18 años.

La guía recomienda cómo ayudar a los niños y jóvenes y a sus familias y cuidadores a mantener un control estricto de la glucosa en sangre para reducir los riesgos a largo plazo asociados a la diabetes. La diabetes es una enfermedad crónica que puede aparecer a cualquier edad, incluso en el primer año de vida del niño. A veces, el diagnóstico se retrasa en bebés y niños pequeños porque los síntomas de la diabetes son similares a los de otras enfermedades.

Los signos más comunes de la diabetes en los niños pequeños son un aumento de la sed y una micción más frecuente o mayor. Siga leyendo para saber más sobre los signos de la diabetes y cómo se diagnostica, así como los tratamientos disponibles y lo que puede hacer día a día para controlar la diabetes en su hijo. La prediabetes puede convertirse en diabetes de tipo 2.

Sin embargo, hay buenas noticias, ya que los cambios en la dieta y en los niveles de actividad, junto con alcanzar y mantener un peso saludable, pueden ayudar a un niño con prediabetes a evitar la diabetes de tipo 2. Los cambios positivos en el estilo de vida pueden incluso hacer que los niveles de azúcar en sangre de los niños vuelvan a la normalidad. Se desconoce la causa o causas de la diabetes en niños y jóvenes.

Sin embargo, los expertos han elaborado algunas teorías y han identificado factores de riesgo para ambos tipos de diabetes: Diabetes de tipo 1. Este tipo de diabetes suele darse en personas cuyo sistema inmunitario, que suele luchar contra los virus y las bacterias dañinas, destruye las células productoras de insulina del páncreas. Aunque no se entiende bien por qué ocurre esto, los expertos creen que la genética o los factores ambientales, como la exposición a virus que desencadenan esta respuesta autoinmune, podrían ser los responsables.