Ejemplos de ecuaciones de tercer grado

Podemos enfrentarnos a la tarea de resolver diferentes tipos de ecuaciones mientras estudiamos matemáticas, así que en este post, veremos cómo resolver ecuaciones de primer, segundo y tercer grado. Ahora, después de ver los diferentes casos del número de soluciones posibles, vamos a ver cómo resolver ecuaciones de primer grado, segundo grado y tercer grado. Llamamos ecuación de primer grado a toda ecuación escrita como la siguiente: Hola amigos de steemit, continuando con mis publicaciones referentes a la ciencia de las matemáticas, hoy hablaré en este post sobre la ecuación de tercer grado o la ecuación cúbica, todo referente a sus propiedades y también presentaré algunos ejemplos de cómo aplicar esta ecuación .

Una ecuación algebraica de tercer grado o ecuación cúbica con una incógnita es una de grado tres que se puede poner en la forma canónica: La mayor parte del álgebra se ocupa de expresiones, identidades y ecuaciones, y son estas últimas las que nos interesan en este momento. Una de las formas especiales de ecuaciones son las ecuaciones de tercer grado, más conocidas como ecuaciones cúbicas. Los primeros griegos e indios hicieron grandes avances al tratarlas, pero la mayor parte de lo que sabemos de las ecuaciones cúbicas es del siglo XV en adelante, cuando se discutió con gran detalle la solución general de estas ecuaciones.

Nuestro trabajo consiste en hacer precisamente eso: intentar resolver una ecuación cúbica de cualquier tipo. Cualquier ecuación de la forma ax³bx²cxd=0 donde a,b,c,d son todos números reales tales que a no es cero se consideran ecuaciones cúbicas. Así, la única diferencia entre una ecuación cúbica y una ecuación cuadrática de 2º grado es ese término extra ax³ que realmente cambia la ecuación por completo.

Puedes darte cuenta de esto en las gráficas que estudiaremos más adelante de las funciones cúbicas e intentar compararlas con cualquier función cuadrática utilizando tu calculadora gráfica. El Teorema Fundamental del Álgebra establece que el grado de un polinomio es el número máximo de raíces que tiene el polinomio. Una ecuación de tercer grado tiene, como máximo, tres raíces.

Un polinomio de cuarto grado tiene, como máximo, cuatro raíces. Si contamos las raíces repetidas tantas veces como aparecen, el grado del polinomio será el número exacto de raíces. Piensa en las ecuaciones cuadráticas: Contando dos veces la raíz repetida en la tercera ecuación, todas estas ecuaciones tienen dos raíces, y el grado de cada ecuación es 2.