Dinamicas sobre el valor del amor

El amor es quizás la búsqueda más común del ser humano. La gente anhela el amor y la intimidad. Querer ser comprendidos, cuidados y cercanos a otro ser nos motiva a actuar como pocos otros deseos.

Entonces, si todos queremos amor, ¿por qué es tan difícil para muchos de nosotros encontrarlo o mantenerlo? ¿Por qué lo alejamos o lo descartamos? ¿Por qué nos cuesta admitir que lo sentimos?

No es sólo para poder escuchar a Al Green, Adele o John Legend cantar sobre él. Es porque el amor es dinámico y se experimenta de diversas maneras. Afecta a todos los aspectos de nuestra vida.

En el mejor de los casos, el amor puede hacernos sentir a gusto, confiados, seguros y dichosos. En otras ocasiones, puede desencadenar sentimientos de culpa o vergüenza y llevarnos a comportarnos de forma impropia. He pasado años explorando la dinámica del amor a través de la lente de las citas.

He incorporado mi experiencia clínica y personal con modelos de tratamiento basados en la evidencia para encontrar una manera eficaz de navegar por la búsqueda del amor. Pero encontrar el amor es sólo el principio. Al igual que las personas que amamos, el amor en sí es complejo, a veces desconcertante y siempre dinámico.

Me refiero al concepto de Valor del Mercado Sexual SMV o valor de la pareja. En la siguiente sección se explicará cómo el valor de la pareja influye en la dinámica de las relaciones. Ya he hablado del valor de la pareja en el contexto de las relaciones inestables.

Esencialmente, se puede considerar como un número, que va del 1 al 10, que nos indica lo atractiva que es una persona para el sexo opuesto. Como es de esperar, los cambios en la dinámica de las relaciones suelen reflejar cambios en el valor de la pareja de uno o ambos miembros. Una vez vi una película que lo ponía de manifiesto de forma eficaz.

Llevamos a cabo experimentos de exploración, utilizando la PET para detectar la activación del sistema dopaminérgico, mientras 10 sujetos, con una puntuación media de 201,9 ± 33,7 en el PLS Hatfield y Sprecher, 1986; Hanari y Kawano, 2012, veían imágenes de sus parejas románticas y, como condición de control, imágenes de amigos del mismo sexo que su pareja pero por los que tenían sentimientos neutros Figura 1. Los resultados de la EVA, que es una medida de los niveles de excitación al ver imágenes de parejas románticas y amigos, se resumen en la Tabla 1, al igual que las respuestas fisiológicas que dan medidas objetivas de la excitación. El valor de la EAV para la excitación durante la condición de amor fue significativamente mayor P < 0,001 que el de la condición de control.

Para evaluar la actividad nerviosa simpática y parasimpática durante las dos condiciones, se determinaron los componentes de baja frecuencia LF y alta frecuencia HF de la variación del intervalo del pulso del volumen de sangre que reflejan las actividades nerviosas simpática y parasimpática, respectivamente, Malliani et al., 1991. Se analizaron los valores promediados de cada indicador fisiológico durante un periodo de 15 minutos, desde el inicio de la exploración PET hasta el final de la presentación del estímulo. Aunque la HF fue similar entre las dos condiciones, el componente LF de la actividad autonómica durante la visualización de las parejas románticas fue significativamente mayor P = 0,033 que el de la condición de control, lo que indica que la actividad nerviosa simpática se vio aumentada por la visualización de las imágenes de las parejas.

Otros indicadores fisiológicos no difirieron entre las dos condiciones Tabla 1. Figura 2. Disminución de la BPND al ver las fotos de la pareja amada.

Mapas estadísticos paramétricos de BPND en la corteza orbitofrontal medial mOFC y la corteza prefrontal medial mPFC en la condición de amor Control menos Amor A y gráficos para mostrar el valor máximo del potencial de unión dentro del cluster BPND en estas regiones de cada sujeto B. La media y la desviación estándar se muestran en B y los valores P resultaron del análisis estadístico mediante la prueba t pareada de dos colas. Se realizaron análisis de correlación entre las BPND de las regiones cerebrales relacionadas con el amor pasional, los parámetros fisiológicos y la EVA de excitación. Esto reveló que había una correlación negativa significativa entre el valor de la VAS y la BPND en el mOFC, pero no en el mPFC, en la condición de amor, lo que indica una correlación entre la intensidad de la excitación subjetiva y la activación del sistema dopaminérgico Figura 3.

No hubo tal correlación entre el valor de la EAV y la BPND en ninguna de las dos regiones corticales durante la condición de control. No hubo otras correlaciones significativas, incluyendo el contraste inverso Tabla Suplementaria 1. Figura 3.

Correlación entre los niveles de excitación subjetiva y la BPND. Correlación entre los valores de la escala visual analógica VAS para la excitación producida por la visualización de las imágenes de la pareja a la izquierda y de los amigos a la derecha, y la BPND en el OFC durante la condición de amor y de control, respectivamente. Se muestran el valor del coeficiente de Pearson y el valor P. Nótese la ausencia de correlación en el panel derecho. Publico dos cuestionarios para encuestar a algunas personas acerca de los parámetros sobre sí mismos de los modelos de la dinámica del amor y luego doy las conclusiones sobre la generalizabilidad de la dinámica del amor